Discurso de Inauguración Observatorio Galileo Galilei

Queridos amigos:

A esta noche incipiente hemos llegado todos nosotros por amor a las estrellas. Quizás también por esta misma razón llegamos nosotros a este mundo. Llegamos aquí a través de los caminos de la tarde, a través del tiempo, a través de los sueños, a través de los segundos que se fueron entretejiendo para llenar los días y los años en que caminando sobre este planeta descubrimos nuestra esencia también estelar y planetaria.

Tenía tres años cuando mi madre, en este mismo lugar, conmigo entre sus brazos me enseñó a amar la luna, amor absoluto que conservo hasta el día de hoy profundamente enamorado de mi madre y de la luna. Ella, también a los 15 años, plantó estos eucaliptos que ahora nos contemplan de la mano de mi abuelo. Como entonces no amar este lugar y como podría yo escoger otro sitio para instalar el nuevo observatorio de Saval.

Es así entonces que la Sociedad Astronómica de Valparaíso y Viña del Mar cumple hoy día con su sueño de volver a tener un observatorio astronómico como el que alguna vez tuvo en la localidad de Paso Hondo, cerca de Quilpué y que tantas satisfacciones le dio a los socios de aquella época, algunos de los cuales tan queridos para nosotros como Guillermo Fernández y Héctor Ramírez todavía felizmente se encuentran con nosotros.

Yo tenía escasos 15 años cuando una tarde de sábado hace ya muchos años fui recibido en el observatorio por Dn. Héctor Ramírez, una tarde que a mí me marcó para siempre y que el, con su prodigiosa memoria, todavía recuerda. En esa misma tarde, el director del observatorio y uno de los fundadores de Saval, Dn. Rafael Capdeville, me mostró a través de un telescopio las manchas solares y el planeta Júpiter. Esa misma tarde, Dn Augusto Montané, otro de los fundadores de Saval me preguntó que quería yo estudiar, ya que en ese año yo estaba en cuarto año medio y yo le dije que física y astronomía; el me miró seriamente, caminó varias veces de un lugar a otro en el patio del observatorio, reconozco que yo estaba asustado ante sus idas y venidas, finalmente se detuvo, me volvió a mirar fijamente, me dio un gran abrazo y me dijo que me deseaba profundamente que cumpliera mi sueño. De vuelta a casa en esa noche me vine conversando con Dn. Guillermo Fernández sobre cometas y asteroides y, desde entonces, todavía tengo esas mismas conversaciones con el. Queridos amigos, esas imágenes y esas conversaciones las grabé para siempre en el fondo de mis ojos, de mis oídos y de mi corazón.

Nuestro observatorio se llama Galileo Galilei. Como ustedes saben aunque Galileo no inventó el telescopio, fue el primero en darle un uso astronómico en el año 1609. Al dirigirlo hacia el planeta Júpiter pudo constatar que este tenía cuatro satélites que orbitaban a su alrededor. Al escribir una carta en la que da cuenta de este hecho menciona la inmensa emoción de ser la primera persona en la historia de la humanidad en haber contemplado algo que está más allá de la mirada humana. Nosotros pensamos en SAVAL que serán muchos los niños que mirando a través de nuestros telescopios experimentarán una emoción similar a la que Galileo experimentó y de allí entonces el nombre, en reconocimiento a este gran científico.

Sin embargo, quiero mencionar que el nombre de esta cúpula y de este telescopio en particular de ahora en adelante será el de nuestro entrañable amigo y Director de Saval, Sergio Benavides quien una semana antes de fallecer donara junto a su señora, aquí presente, la cúpula para que este sueño de tener nuestro propio observatorio tuviese una más pronta realidad. En unos minutos realizaremos un acto en el cual depositaremos una fracción de sus cenizas a los pies del telescopio que lleva su nombre.

Queridos amigos, sólo me resta agradecerles su presencia aquí en esta noche llena de nubes y quizás esto, después de todo, es una lección de vida. Nosotros, amantes del cielo, sabemos que más allá de las nubes de la vida, encontraremos siempre un cielo lleno de estrellas…

Luis Paredes Rojas

Presidente SAVAL 

Saval

Abtao 563-A
Cerro Concepción

Valparaíso
Chile

Media

Sigue nuestras actividades

 

 

¿Quieres ser Socio?

Escríbenos a nuestro correo electrónico contacto at astrosaval.cl, y nos comunicaremos contigo.